Castillo Eltz

¿Sabía que…?

El origen del nombre "Eltz".
Etimología - El apellido "Eltz" deriva del arroyo Elzbach. Este a su vez deriva posiblemente de "Els" o "Else", que en alemán antiguo significaba "aliso", un árbol que suele encontrarse en las riberas de los ríos. Los Romanos llamaron al arroyo "Alisontia", que seguramente hace referencia a una raíz similar de origen celta.

El castillo de los billetes de 500 marcos
Valioso - Entre 1961 y 1995 el castillo Eltz aparecía en los billetes de 500 marcos alemanes.

Los alcaides
Responsabilidad - Al igual que en el resto de castillos, la intendencia de Eltz fue confiada a alcaides. Hasta 1786 había un alcaide para cada de las tres ramas de la familia Eltz. En 1815 pasaron a ser dos, y a partir de entonces pasó a haber un solo alcaide cuando todo el castillo pasó a pertenecer a la casa Eltz-Kempenich.

Angelika Nelius y Stefan Ritzenhofen ejercen hoy en día la función de alcaides. Se ocupan de preservar el castillo como de gestionar los servicios turísticos que se ofrecen en él.

El sello del castillo Eltz
Correos - Entre el 1977 y 1982 la compañía alemana de correos creó una serie de sellos de 40 pfennigs con el castillo Eltz. Era el coste para el envío de postales.

Las máscaras de bufones
Sabiduría - Las paredes de la sala de caballeros, utilizada como sala de reuniones, están decoradas con máscaras de bufones. Simbolizan la libertad de expresión, dado que en la Edad Media los bufones tenían permiso para decir todo lo que quisieran sin miedo a posibles represalias. Las mismas máscaras invitaban a los caballeros a no tomárselos demasiado en serio, pues sabiduría y majadería, virtud y vicio iban de la mano en aquella época.

La rosa del silencio
Confidencialidad - La "rosa del silencio" decora la sala de caballeros y el baldaquín de la alcoba del señor de la casa Rübenach. Simbolizaba la promesa en virtud de la cual nada de lo discutido podía salir de estos lugares.

La carta del castillo
Constitución - En 1268 los hermanos Elías, Wilhelm y Teoderich se repartieron el castillo Eltz y todos sus bienes fundando con ello tres ramas de la misma familia: la "con el León de Oro", la "con el León de Plata" y la "con los Cuernos de Búfalo". No obstante, las tres familias continuaron viviendo en el castillo en comunidades hereditarias, tal y como lo estipularon la carta del castillo, un código jurídico y de comportamiento que regulaba en detalle la vida en común. Esta "constitución" fue escrita entre 1323 y 1430 y enmendada en los años 1481 y 1556.

La carta del castillo preveía castigos para aquellos miembros de la familia que incumplieran el acuerdo de paz. Se podía leer en él, por ejemplo, que "todo aquel que mate a una persona en el castillo o sus dominios será castigado con la expulsión del castillo. Además, él y sus descendientes perderán cualquier propiedad que tuvieren sobre el castillo y sus dominios, a no ser que el asesino ofrezca al familiar más cercano a la víctima una compensación económica previamente acordada con este". De la misma manera, la carta regulaba con igual precisión las consecuencias de otros crímenes, delitos e infracciones.

Dado que por aquel entonces no existían hoteles, era obligación de los nobles hospedar a todo visitante que llegara al castillo con su séquito en son de paz. En algunos casos, estas estancias podían llegar a tener una duración de hasta un año y su tarifa quedaba estipulada en la carta del castillo: "Cualquier príncipe que tenga intención de hospedarse en el castillo deberá previamente abonar al alcaide una suma de 40 monedas de oro de Maguncia, un florín a cada guardián, así como dos buenas ballestas que deberán permanecer en el castillo. En el caso de tratarse de un conde o un barón, deberá abonar 20 florines, una buena ballesta, así como un florín a cada uno de los dos guardianes. Por su parte, un caballero o un paje deberá abonar seis florines y un florín a cada guardián. Todo el dinero recaudado deberá ser empleado para la construcción y el mantenimiento del castillo".

A ello se unía más de dos docenas de artículos que regulaban todos aquellos asuntos económicos y organizativos que regían en el castillo y se adaptaban de vez en cuando. Esta constitución tuvo valor hasta 1815, cuando la rama "con el León de Plata" puso a la venta su parte del castillo, lo que supuso el fin del sistema de comunidades hereditarias. Entonces la casa Eltz-Kempenich pasó a ser la única propietaria, dado que las ramas "con los Cuernos de Búfalo" y Eltz-Rodendorf ya habían desaparecido entre los siglos XV y XVIII.

La Pragmática Sanción
Herencia - La Pragmática Sanción es un edicto firmado por el emperador Carlos VI el 19 de abril de 1713 por el que se declaraba la unidad y el carácter indivisible del territorio hereditario de los Austria. Rompía con la ley sálica, que regulaba la sucesión monárquica a favor de los varones. La Pragmática Sanción permitió que en el caso de no existir varones fueran las mujeres las que heredaran la corona.

María Teresa, hija primogénita de Carlos VI, se vio beneficiada por la Pragmática Sanción. De esta manera pasó a ser la heredera de su padre, si bien no pudo ser elegida emperatriz dado que este título continuaba estando reservado a los varones. Fue gracias a su esposo, Francisco Esteban de Lorena y Borbón-Orleans, el emperador Francisco I a partir de 1745, que María Teresa se convirtió en emperatriz consorte. Sin embargo, y aun siendo ella la verdadera regente del Imperio, su apellido tuvo que transformarse en "Austria-Lorena".

Durante su reinado entre 1732 y 1743, Philipp Carl zu Eltz, príncipe elector de Maguncia y archicanciller del Sacro Imperio Romano Germánico, dedicó gran parte de sus esfuerzos en lograr que se aceptara la nueva ley sucesoria de los Austria en el Imperio. En el exterior, la Pragmática Sanción fue reconocida definitivamente en el Tratado de Aquisgrán, firmado en 1748, con el que se ponía fin a la Guerra de Sucesión Austriaca y se mantuvo en vigor hasta el fin de la Monarquía de los Austria en 1918.