Castillo Eltz

En medio de una reserva natural de gran belleza

El castillo Eltz, rodeado de un bosque y alejado de carreteras y edificios modernos, permite al visitante sumergirse de pleno en el mundo medieval. Un espacio único perfectamente conservado que el catedrático en arte berlinés Hermann Wiesler describió como "lo mejor de Alemania convertido en piedra".

El bosque de Eltz, con sus más de 300 hectáreas, ha sido declarado hábitat natural de la flora y fauna y reserva natural por la red Natura 2000. Esta comprende las praderas del valle del Elzbach y los característicos bosques situados en escarpadas peñas. El bosque es considerado como arboreto por reunir una gran cantidad de árboles locales y exóticos de gran rareza.

En el bosque de Eltz es posible admirar una gran variedad de animales y plantas pertenecientes a diferentes biotopos (acuático, a lo largo de ríos, en montes bajos y altos) que hacen de este bosque un espacio único que debe ser preservado. Para ello es necesaria la colaboración de todos nosotros, desde senderistas y jinetes hasta conductores y ciclistas.
¡Ayúdenos a conservarlo!