Castillo Eltz

Paseo a lo largo de 850 años de historia

La visita al castillo Eltz (haga clic aquí para consultar precios, horarios y duración) es un paseo tan apasionante como didáctico a lo largo de 850 años de historia de la arquitectura y la cultura occidentales.
Esto es lo que descubrirá durante su visita:


 

La entrada a la casa Rübenach fue reconvertida en armería durante la época romántica. En ella no sólo se muestran las "flechas de cañón" más antiguas conservadas sino también armas blancas y de fuego de los siglos XIV al XVII.


 

Esta cámara acondicionada en 1311 fue una sala de estar utilizada por la familia Eltz-Rübenach. Contiene el cuadro "La Virgen con el Niño y un racimo de uvas", obra maestra de Lucas Cranach el Viejo mundialmente conocida.


 

Esta cámara decorada con pinturas murales borgoñesas es conocida también como la "alcoba del señor" debido a su capilla gótica, sus vidrieras coloridas y su gran cama con doseles tallados.


 

En el vestidor continuo a la alcoba también se pueden admirar pinturas murales realizadas en 1451 con diversos ornamentos y retratos de pie de Jutta y Lancelot von Eltz "con el León de Plata".


 

En 1881, el conde Karl zu Eltz encargó transformar la estancia situada encima de la entrada de la casa Rübenach en un escritorio para su esposa Ludwina. Destacan los murales de Eduard Knackfuss, con motivos de sarmientos neogóticos y retratos del conde, de la condesa y de sus dos hijos y seis hijas, todos ellos vestidos con atuendos y posturas propios del romanticismo.


 

Esta sala recibe su nombre de los príncipes electores de la casa de Eltz: Jakob zu Eltz, arzobispo de Tréveris (1567-1581) y Phillip Carl zu Eltz, arzobispo de Maguncia (1732-1743). Su decoración refleja en boga en los siglos XVII y XVIII.


 

Esta sala acondicionada en el siglo XVI fue empleada por las tres ramas de la familia Eltz como espacio de negociaciones y fiestas. Aparte de sus armaduras cabe destacar el pesado techo de roble y los frisos de escudos.


 

En esta sala de forma irregular, conocida como "sala del ángel" o "sala de la caza", se exhiben trofeos, elegantes armas de caza, exquisito mobiliario revestido de taracea y una antigua aspillera de los inicios de la construcción del castillo. La sala comunica con el balcón de la capilla, donde se expone una colección de cañones en miniatura.


 

Esta sala muestra una exuberante colección de muebles tallados y retratos holandeses, así como una tapicería del Bajo Renacimiento y una serie de utensilios del hogar históricos, tales como una prensa de ropa, una rueca y una devanadera de los siglos XVII y XVIII.


 

Este saloncito, conocido también como "habitación de los niños" recibe su nombre dado que en ella se exhiben retratos de los miembros más jóvenes de la familia Eltz de los siglos XVII y XVIII. En ella se puede admirar la que tal vez sea la cama renacentista pintada más antigua de Alemania, de hacia 1520.


 

Debido a sus opulentas bóvedas estrelladas la sala de banderas, construida hacia 1480, es considerada la más espectacular del castillo en términos arquitectónicos. Probablemente fue una capilla antes de ser integrada en la casa Rodendorf como sala de estar y comedor hacia 1510.


 

Esta sala acondicionada finales del siglo XV es una de las cuatro cocinas con las que contaba el castillo. Su equipamiento es original de los siglos XV al XIX.